Iniciar sesión

  • · Síguenos
7 de septiembre de 2015

¿Cómo está el panorama telefónico en España?

Félix Esteban
Cable de fibra óptica, futuro de la comunicación telefónica

Cable de fibra óptica, futuro de la comunicación telefónica

 

Un acto tan aparentemente sencillo y cotidiano como llamar a un número encierra muchas cosas: un proceso complejo y desconocido para la mayoría, unas condiciones muy específicas, unas operadoras que son enemigas y aliadas al mismo tiempo…

 

PANORAMA ACTUAL MÓVIL

Si nos preguntan a cualquiera por compañías u operadoras de móviles nos vienen varias a la mente, pero no todas tienen la misma categoría. De hecho hay dos: las que tiene su propia red (Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo, pertenecientes a grandes grupos) y las que usan las redes de éstos, llamados Operadores Móviles Virtuales (OMV) como MásMóvil, Simyo, ONO, Euskaltel, Pepephone, Jazztel…  Unas son más “colaboradoras” que otras. Por ejemplo Movistar sólo tiene acuerdos con tres operadoras, mientras que Orange está en el otro extremo y comparte espectro con nueve, a pesar de tener menor cobertura (91% frente al 99% de Movistar). Vodafone por su parte está a medio camino con seis cesiones y aunque es la que menor cobertura tiene (90%) lidera el panorama de cobertura rural. Yoigo aún no se ha estrenado en esta faceta.

 

cuota

Cuota de mercado. Fuente: CNMC

 

Es fácil deducir con este panorama el porqué de la diferencia de tarifas entre un grupo y otro. Los OMV obviamente pueden bajar los precios por su nulo gasto en mantenimiento de redes. Se da por tanto la paradoja que las “grandes” ceden red a las pequeñas, provocando que puedan competir en precios y consecuentemente obligarlos también a bajar precios y mejorar servicios para no seguir perdiendo cuota de mercado.  De hecho, según la última nota mensual de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), publicada en Junio, las OMV ganaron más de 300.000 líneas, frente a la pérdida de más de 100.000 de las operadoras propietarias. Sólo se salvó Orange, ganando casi 40.000 nuevas líneas. En cuanto a portabilidades, las cuatro operadoras principales sufrieron un saldo negativo de más de cien mil, casi lo mismo que han ganado las virtuales.

 

¿NUEVO PANORAMA EN TELEFONÍA FIJA?

Según hemos podido saber de fuentes próximas a Telefónica, están eliminando paulatinamente las centrales de interconexión con el resto de operadores, pasando del sistema analógico al digital. Traducción: el tráfico de llamadas ya no se realizará por líneas telefónicas sino por IP, aunando por tanto datos y voz como ocurre ya en la telefonía móvil. El ahorro será evidente. Con el sistema para gestionar todo el tráfico de llamadas, en vez de usar salas enteras con máquinas, bastará con instalar un dispositivo o proxy de gestión de tráfico no más grande que una maleta. Ahorro y ganancia, puesto que Telefónica podrá vender esos locales, prescindibles ya por el paso a la tecnología de red de datos.

 

Evolución de la banda ancha. Fuente: CNMC

Evolución de la banda ancha. Fuente: CNMC

 

Pero ¿qué son las centrales de interconexión? Pues en ellas Telefónica recibe las llamadas de otras operadoras, hasta ahora mediante cables coaxiales. Es uno de los dos tipos de centrales que posee la operadora española. El otro, el llamado ‘de abonado’ y que da servicio a residenciales, seguirá siendo analógico. El camino que recorre una llamada se mantendrá pero por otras vías. El primer trayecto es del origen a la central de abonado, que seguirá siendo analógico; el segundo a la central de interconexión es el que irá por fibra óptica y de ahí completará el tramo final hacia las otras operadoras y el número de destino. Las llamadas pueden pasar por cuatro o más rutas. Al finalizar la llamada la operadora tarifica y el resto lo tienen en cuenta para cumplir los acuerdos, gestionados por la Comisión Nacional de las Telcomunicaciones (CMT). Obviamente también habrá que adaptar las receptoras en las casas y actualizar los teléfonos a digitales. Voz y datos irán de esta forma por la misma vía y se se corta, no habrá ni lo uno ni lo otro.

 

¿VAMOS A MEJOR?

Al final lo que importa es si la calidad del servicio mejorará, si se abaratarán costes y por tanto habrá precios competitivos. Varias operadores de diferentes países tienen ya en sus planes inmediatos gestionar todo su tráfico mediante plataformas IP. Requiere cierta inversión pero reduce el coste a una cuarta parte de lo que suponía hacerlo con una red convencional. Telefónica ya está sentando los cimientos y el resto de operadoras tendrán que implementar sistemas de señalización que decodifiquen ese tráfico. Teóricamente abarataría los costes al ser digital, es más fácil de programar pero al tener que invertir en seguridad y calidad todo parece que está por ver.

De hecho, hay estudios como la de la consultora de telecomunicaciones Fonvirtual que, al menos por ahora, la contratación de telefonía IP es una decisión desaconsejable para las pymes, tanto por coste como por fiabilidad del servicio. El 56% de los encuestados indicaban que no compensaba, el 28% no se lo planteaba por problemas de calidad y un 12% ni siquiera sabía qué era la telefonía IP. El futuro es que todo sea por IP, depende del ancho de banda, pero habrá que esperar al paso que dará Telefónica. Lo que está claro es que se avecinan cambios vitales e incertidumbres importantes en la telecomunicación española.

 

NO OLVIDES DEJAR TU OPINIÓN EN NUESTROS COMENTARIOS

Deja un comentario