Iniciar sesión

  • · Síguenos
30 de abril de 2014

Consulta catalana, ¿adelanto o retroceso?

Patricia Cirera

 

Desde el Gobierno central se ha gestionado de forma poco hábil y poca mano izquierda la relación con el Govern de la Generalitat. Se intentó establecer por un lado, un acuerdo económico a través del concierto económico, como lo tiene el País Vasco, y por otro, un aumento del porcentaje de ingresos a Cataluña debido a la cantidad de impuestos que aporta la comunidad catalana. Y ninguna de las maneras ha funcionado. Tampoco ha favorecido en la relación algunas de las declaraciones de algunos ministros, o de algunos tertulianos de la televisión. Lo que está claro es una cosa, democracia significa poder del pueblo, y hay que aceptar el sistema con todas sus consecuencias. La independencia es algo que han de votar los catalanes, como país democrático que es España y como no puede ser de otra manera. A decir verdad, España debería estar más acostumbrada a los referéndums, es una fórmula democrática poco explotada.

Sin embargo, todavía quedan muchos interrogantes entorno a una Cataluña independiente. Por ejemplo, esta consulta cuesta 30 millones de euros y quisiera saber si también la Generalitat se gastaría otros 30 en hacer otra consulta para la propuesta de país. Con el actual Estatut no vale, no es suficiente. Esto está claro. Entre las ventajas de una Catalunya independiente es conocida la frase de “Cataluña sería más rica” y la supuesta reducción de peajes.  Y yo me pregunto ¿Más rico quién, los catalanes o los políticos? Respecto a los peajes, lo pongo en duda porque lo peajes son privados y son una fuente de ingresos ¿Y quién renuncia a una fuente de ingresos? En el caso que los ciudadanos se manifestaran pidiendo una reforma del Estatut ¿Se haría?

 

Todavía quedan muchos interrogantes entorno a una Catalunya independiente

 

Otro aspecto a tener en cuenta es la corrupción. En Cataluña hay la misma corrupción que en España, y una de las cosas por las que me fío poco de la política catalana es que la independencia se utilice para tapar todo el desfalco que se ha hecho en Cataluña. Llámese Caso Palau, Método 3, o la no-dimisión de Durán i Lleida por supuesta financiación fraudulenta de Unió. Aquí en Cataluña nos hemos quejado mucho del trato recibido por parte del Gobierno central, también respecto a la la educación y a la lengua. Referente a la lengua, no olvidemos que en Cataluña hay multas por rotular en castellano carteles de comercios y etiquetas de productos. También los medios de comunicación reciben multas si emiten en castellano. Un ejemplo es la cadena privada 8TV. Programas que antes se emitían en castellano, ahora son en catalán, con el mismo presentador y formato.

Ahora se debate si catalán o castellano, cuál es lengua vehicular…En mi opinión es un debate absurdo, no tiene porqué ganar una lengua ¿Porqué no pueden ser las dos? Opción que casi nadie parece contemplar. El hecho de tener que escoger si una lengua u otra es un retroceso. Se supone que tener dos lenguas maternas es una ventaja para el desarrollo cognitivo. Respecto a los medios de comunicación, debo decir que no estoy de acuerdo en cómo se está tratando el tema de la independencia de Cataluña. Todos los medios de comunicación catalanes parecen emocionados con la consulta y emiten horas y horas hablando del mismo tema, pasando por alto el espíritu crítico sobre los políticos y la corrupción, y la personalidad propia del medio ¿A qué es debido? A las subvenciones. Casi todos, o todos, los medios de comunicación catalanes reciben subvenciones de la Generalitat, y los medios se dedican a “hacer la pelota” a los políticos catalanes.

 

Patricia Cirera es periodista

Deja un comentario