Iniciar sesión

  • · Síguenos
11 de agosto de 2015

‘Varcelona 2014′: masiva Diada por la consulta

Francisco J. Rodríguez

 

Avenida Diagonal. Foto: ANC

Avenida Diagonal. Foto: Galdric Peñarroja / ANC

 

Barcelona volvió a ser un clamor por la Diada. Un clamor de cientos de miles de personas -1.800.000 según la Guardia Urbana y alrededor de medio millón para la delegación del Gobierno- que pedían votar para decidir el futuro político de Catalunya durante una jornada reivindicativa que volvió a ser pacífica, festiva y cívica. Ataviados con camisetas rojas y amarillas, los miles de participantes formaron dos senyeres con una ‘V’ gigante de ‘votar’ y de ‘victoria’ que, con su vértice en la plaza de Glòries, ocupaba el espacio a lo largo de las dos grandes arterias de la capital catalana: la avenida Diagonal y la Gran Vía. Una superficie total de 200.000 metros cuadrados y 11 quilómetros de longitud cubierta por dos banderas, una auténtica demostración de fuerza y una imagen histórica que ya ha copado las portadas de la prensa internacional.

Respecto a las cifras de participación en la bautizada como Via Catalana 2014, el presidente del grupo municipal del Partido Popular, Alberto Fernández Díaz, ha criticado las proporcionadas por la Guardia Urbana y las ha considerado como “una manipulación iverosímil”, ya que según el popular “superan incluso la población de toda la ciudad”. Fernández Díaz ha apuntado directamente al primer teniente de alcalde y responsable del cuerpo de seguridad, Joaquim Forn, al que ha acusado de poner a la Guardia Urbana “al servicio de los intereses independentistas de CiU”. Societat Civil Catalana, la plataforma anti independentista que celebró un acto unitario en Tarragona durante la Diada, cifró a los asistentes a la ‘V’ en más de 800.000 personas.

Por otra parte, el director general de autobuses de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Jaume Tintoré, aseguró hoy que unas 900.000 personas utilizaron el Metro de Barcelona para desplazarse durante la Diada.

Ambiente festivo, cívico y familiar

Ya desde el mediodía las calles de Barcelona hervían de actividad y de manifestantes que llegaban para formar la ‘V’. De todas las edades, e incluso con una notable representación internacional expresada con banderas de Flandes, Gales, Escocia y otros países como Holanda, Uruguay o Colombia, entre otros. Incluso desde los más pequeños, que seguramente asistían a una manifestación por primera vez ataviados con su kit de independentista, hasta los más mayores que eran portados por familiares o cuidadores en silla de ruedas hacia las calles donde tendría lugar más adelante el mosaico. No fue hasta bien pasado el momento cumbre, a las 17:14 de la tarde, que las calles se fueron vaciando muy poco a poco y los miles de catalanes que habían acudido a su capital en autobús volvían a ellos para embarcarse en un viaje de vuelta lleno de ilusión después de haber vivido una jornada histórica. Una cantidad ingente de autobuses que, como nota negativa de la jornada, colapsaron la ciudad durante las horas siguientes a la manifestación.

Castells, capgrossos, conciertos y demás espectaculos amenizaron la jornada a lo largo de la tarde. Los manifestantes se arremolibaban alrededor de los altavoces que la organización había ido colocando a lo largo de la ‘V’, donde escuchaban las primeras impresiones de líderes y personalidades, a las cuales acompañaban con algún aplauso esporádico de asentimiento. Nunca en otro día del año se escucha Els Segadors tan a menudo, y ayer no fue una excepción: casi en cada esquina los participantes entonaban el himno catalán con alegría e ilusión.

 

La manifestación contó con participantes de todas las edades y de diferentes nacionalidades como Holanda, Uruguay, Gales o Colombia

 

Los organizadores de la manifestación, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, habían anunciado el día anterior que la cifra de inscritos para participar en la ‘V’ superaba el medio millón de personas. Y es que para la correcta elaboración de los mosaicos con la senyera los participantes se tuvieron antes que inscribir vía online en la marcha, para así poder recibir un puesto en uno de los 73 tramos de que constaba la mobilización y llevar una camiseta roja o amarilla en función del lugar de la bandera donde se encontraran.

Poco antes de la simbólica hora de las 17:14, las cabeceras de las dos partes de la ‘V’ comenzaron a avanzar hacia la plaza de Glòries, el epicentro de la manifestación con un escenario, portando pancartas donde se leía 9N Votarem. 9N Guanyarem (9N Votaremos. 9N Ganaremos). El momento álgido llegaría catorce minutos después de las cinco de la tarde, cuando una chica de Rubí de 16 años -la edad a partir de la cual pretende el Govern que se pueda votar en la consulta– introducía una papeleta en una urna rodeada de otras 947 -una por cada municipio de Catalunya- que representaban la voluntad de votar de los catalanes. Una vez acabado este voto simbólico, un coro de jóvenes de la misma edad entonaron el Cant de la Senyera junto con el cantautor Lluís Llach y dieron pie a los parlamentos.

 

“Señor Mas, ponga las urnas

Durante su intervención, la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, pidió al Parlament y al presidente Mas que “pongan las urnas” el próximo 9 de noviembre, y exigió a los líderes catalanes que mantengan la unidad y “sean dignos del pueblo que los ha votado”. Por su parte, la presidenta de Òmniun, Muriel Casals, destacó la “victoria” de la manifestación e hizo un recuerdo de los hechos del 1714 en Barcelona, asegurando que “trescientos años después hemos dejado de celebrar derrotas militares para ser un país que construye una victoria pacífica”. Una vez finalizados los discursos, el Cant dels Segadors retumbó en el vértice de la ‘V’.

Sobre las repercusiones políticas de la enorme manifestación, el president Artur Mas ha asegurado hoy en una entrevista a RAC1 que los catalanes “votaremos”, aunque reconoció que desconoce “en qué condiciones”. Mas ha apelado a la votación para resolver “el conflicto” y ha advertido que “el Estado puede impedir algunas cosas, pero no puede evitarlo todo”. Sobre el más que posible veto del Tribunal Constitucional a la Ley de Consultas -la normativa por la cual el Govern quiere ‘legalizar’ la consulta del 9 de noviembre-, que será aprobada en el Parlament el próxima día 19, Mas evitó confirmar si convocaría elecciones anticipadas si se diera esta casuística.

Mas ha reconocido durant la entrevista a RAC1 la necesidad de que la consulta “cuente con las garantías democráticas necesarias para que se pueda dar por buena”. A nivel internacional, la Comisión Europea reiteró hoy viernes que “no hay cambios” en su posición respecto al proceso catalán, y rechazó hacer más comentarios al respecto.

 

“Es necesario que la consulta cuente con las garantías necesarias para que se pueda dar por buena”, señala Artur Mas

 

Las primeras reacciones desde el partido del gobierno no se han hecho esperar. María Dolores de Cospedal, Secretaria General del PP, ha comentado hoy en un encuentro con Nuevas Generaciones en Valencia que “no se puede gobernar a golpe de manifestación”. Además, ha asegurado que “la ley es igual para todos”, y que cuando “esto desaparece, llegan las dictaduras y los estados totalitarios”. En una línea similar se mueve el portavoz de UPyD en Catalunya, Ramon de Veciana, que confía que Artur Mas “no sacará las urnas el 9N”. Veciana ha recordado también que la UE “no admitiría” que un presidente autonómico se saltara la Constitución de un estado miembro.

 

 

Sobre esta posibilidad ha hablado hoy también el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que en declaraciones en una entrevista de la SER recogidas por La Vanguardia ha asegurado que “la fiscalía ha estudiado todas las posibilidades de actuación hipotéticas” en lo que a la consulta se refiere. Torres-Dulce ha explicado que si Mas saca las urnas el 9N y se comete alguna conducta “marcada en el Código Penal, la Fiscalía y los tribunales actuarán en consecuencia”.

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha asegurado hoy también en declaraciones a RAC1 que “el independentismo está de bajada” y piensa que “no se celebrará el referéndum el 9-N y esto generará una gran frustración colectiva cuando esto se produzca”. Albert Rivera, líder de Ciutadans, ha remarcado hoy la necesidad de seguir las leyes, porque si no “no tendríamos un país, tendríamos una selva”.

 

Visión aérea de la 'V'. Foto: ANC

Visión aérea de la ‘V’. Foto: Galdric Peñarroja / ANC

 

Desde el frente pro consulta del Parlament se ha valorado muy positivamente la ‘V’ que formaron cientos de miles de personas en Barcelona. Quim Arrufat, portavoz de la CUP, ha declarado que “hay que llegar hasta el final con el 9N”, mientras que Dolors Camats, coordinadora de ICV en el hemiciclo catalán, cree que esta vía añade “presión” al gobierno central, que según ella “no puede seguir ignorando y despreciando” al pueblo catalán. Camats añade que desde su formación son muy conscientes que la movilización “no nos ha fallado”, y explica que lo que ahora no puede fallar es “la unidad política”.

Por su parte, el líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, se ha mostrado dispuesto hoy a entrar en el Govern para “favorecer la unidad” del proceso hacia la consulta, según declaraciones a RAC1. El republicano piensa que la responsabilidad “está ahora en manos de las instituciones catalanas”, y que el primer objetivo “es dar la posibilidad de que cada uno ejercera su derecho de la forma que considere oportuna”.

 

“No podemos seguir así”

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha defendido este viernes en una entrevista a Radio Nacional de España (RNE) que “no podemos seguir así”, y ha emplazado a los presidentes Mas y Rajoy para que busquen “soluciones políticas” a la problemática catalana. Sánchez sigue tildando de “ilegal” la consulta de noviembre y ha apelado a la reforma de la Constitución que propone su formación. El líder socialista cree que “hay que reconocer la singularidad catalana” en una hipotética y futura nueva Constitución.

Hace unos minutos la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que “el Gobierno respeta a todas las personas que ayer se manifestaron en Catalunya”, pero ha recalcado que “los gobernantes tenemos la obligación de hacer cumplir la ley”. Preguntada sobre un proceso de reforma constitucional para abordar el tema catalán, Sáenz de Santamaría dejó la puerta abierta a esta posibilidad, pero supeditándola a una “premisa fundamental: que haya un consenso”.

Por otra parte, Pablo Iglesias, cabeza visible de Podemos, ha defendido que los catalanes “han de ser escuchados después de una jornada como la de este jueves durante la Diada”, y cree que “nadie con responsabilidad puede ignorar una manifestación como esta”.

La Diada 2014 volvió a ser masiva y festiva, un verdadero desafío para las autoridades catalanas y españolas, que a partir de ahora han de moverse para evitar insatisfacciones generales o pasos en falso. La próxima cita importante del proceso catalán se dará el viernes que viene, cuando el Parlament apruebe la Ley de Consultas. A partir del más que seguro recurso del gobierno central a esta ley y el veto del Constitucional, el horizonte es difuso y nadie sabe a ciencia cierta los pasos a seguir. Es la hora de la política.

 

 

Deja un comentario