Iniciar sesión

  • · Síguenos
13 de octubre de 2015

¿Qué proponen los principales partidos (europeos) para las elecciones europeas?

Adrián Caballero

 

Todas las cartas están en la mesa a falta de pocos días para la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo. Los principales grupos políticos presentaron sus argumento en el debate celebrado a falta de 10 días de los comicios y muchos de ellos se parecen a los de los partidos españoles: recuperación económica y lucha contra la destrucción del empleo. Pero si comparamos el debate europeo con el español pudimos ver muchas diferencias en los temas a tratar: los políticos europeos tratan de cara cuestiones como la corrupción –los líderes europeos coinciden que es “algo estructural en el sur de Europa”- y la cuestión independentista en Escocia y Catalunya. En España, se pactan los temas y se esquivan los temas que más perjudican a ambos partidos. Pero, ¿qué proponen los cinco grandes grupos del Parlamento?

 

Partido Popular Europeo (PPE). Juncker y la lucha contra el paro

Los populares europeos, con el veterano Jean Claude Juncker a la cabeza, es muy parecido en ideas y propuestas al PP español. Priorizan la recuperación económica y la creación de empleo y dedican buena parte de sus propuestas a hacer un guiño a los jóvenes y a las pequeñas y medianas empresas, a las que consideran “el futuro para la economía europea”.

La crispación no entra en los planes de los populares europeos e incluso algunos medios alemanes califican a Juncker y Martin Schulz, el líder socialista, como “amigos”, un buen resumen de todos los años en que ambos han coincidido en las instituciones europeas, sobretodo en el Parlamento Europeo.

Sobre el paro, que es el principal problema de Europa –centrado en el sur-, Juncker dijo en el debate electoral estar a favor de un salario mínimo en cualquier país y cree que lo más importante es que “la gente pueda vivir del salario de su trabajo”.

 

Partido Socialista Europeo. Martin Schulz quiere “más y mejor Europa”

Martin Schulz es el líder de los socialistas europeos. El alemán tiene una larga trayectoria en la política –empezó como alcalde, paso a diputado y lleva años ya en Bruselas- y se considera un europeísta. Esto quiere decir que además de socialdemocracia, más derechos sociales e inversión en derechos sociales, cree necesaria la implicación de todos los ciudadanos en un proyecto de una Europa política, con más atribuciones y, sobre todo, más democrática.

Eso es lo que ofrece el Partido Socialista a nivel europeo: más democracia. En el debate electoral se habló mucho de recuperación económica pero si de valores y de democracia se trata, Schulz era el primero en intentar mostrar un proyecto firme. “La Unión Europea ha perdido la credibilidad del ciudadano. Yo la quiero recuperar diciéndola al pueblo europeo que lucharé contra su pobreza, contra su miseria que les daré a sus hijos un futuro mejor”. De esta forma resume su principal idea de cara a la próxima legislatura. Además, Schulz utiliza su carisma para decir en pleno debate electoral que “tienen delante al próximo presidente de la Comisión y les está hablando ahora mismo”, comentario que le valió los aplausos del público.

 

Los liberales (ALDE) piden seriedad económica y una política exterior firme

Para muchos, una de las revelaciones del debate electoral europeo fue el liberal Guy Verhofstadt. El belga, con un discurso directo y algo populista, lidera a los liberales –representados en España por CiU y PNV- en Europa y busca aumentar su influencia en el Parlamento tras las elecciones del día 25. En el debate electoral llamó la atención su sinceridad en temas como Catalunya y Escocia, abogando por “dejar que el pueblo se exprese” o la economía, sobre la que dijo “es necesaria austeridad y luego pensar cómo crecer. Pero no puede volver a ser a través de la deuda”.

Sobre el papel de Europa en conflictos internacionales como el de Ucrania, Verhofstadt quiere una Europa más dura y comprometida. “Tenemos que ser más duros contra Putin, es el único lenguaje que entiende”, llegó a decir en un momento del debate. Se lamenta, además, de que “no existe liderazgo real en Europa” y que falta transparencia entre la política europea. Él, por su parte, presume de ser uno de los políticos más transparentes. “Pueden consultar todo lo que gano y cómo en mi página web”, dijo respondiendo a una acusación de la líder de los Verdes, Ska Keller, sobre el tema.

 

La izquierda de Tzipras (GUE-NGL) pide una utopia: fin de la austeridad y más deuda

El grupo de la izquierda, liderado por el mediático líder griego Alexis Tzipras y representado en España por Izquierda Unida, es, quizás, la candidatura más alejada de la actual política que siguen las instituciones europeas. Piden el fin de la austeridad, “echar a la Troika de las instituciones” y más deuda para poder invertir y financiar el crecimiento de los países. Nada más lejos de la realidad europea.

La gente está harta de esta Europa. Tenemos que ofrecerles una nueva visión”, argumentó Tzipras en el debate electoral, mientras que en su programa esto se traduce en ampliar los derechos  libertades de los ciudadanos, así como ampliar los derechos de los trabajadores. Su programa también aspira a controlar el mercado farmacéutico, invertir más en la sanidad pública así como proteger más a los consumidores frente a las empresas. Se echa de menos, eso sí, propuestas concretas sobre política exterior, más importante como ya hemos dicho para los liberales.

 

Los Verdes (ALE) de Ska Keller proponen progresismo ecologista real

Aunque en algunos aspectos, los Verdes y el grupo de la Izquierda coinciden, en el debate electoral se pudo ver un grupo integrado en la realidad europea y otro más alejado. Ska Keller lidera –pero no está sola- el grupo de los Verdes, que en España está representado por ICV, BNG y Aralar, entre otros. Keller habló de más transparencia y democracia en la UE, coincidiendo con los socialistas. Además, pidió actuaciones reales contra la corrupción, sobre todo en el sur de Europa. Lo más destacado a nivel español es que fue la única de los cinco candidatos que dijo abiertamente que si “Escocia o Catalunya votan a favor de un Estado propio, no tendría problema en integrarlos inmediatamente en la Unión Europea”.

Las propuestas de los Verdes pasan por una política de inversión e impulso de las energías renovables, atacar el paro con políticas expansivas e invertir en el futuro de los jóvenes, respetar y conservar la diversidad cultural europea y una política exterior donde la Unión Europea se implique por la paz.

Logo_finalarticulo

Deja un comentario