6 de abril de 2014

La entrevista fantasma a Laia Bonet

Desde la redacción
Foto: PSC

Foto: PSC

 

Al poco de iniciarse la campaña de las primarias en el PSC de Barcelona, en Tribuna Interpretativa recibimos un mensaje directo de Twitter. Procedía de Laia Bonet, una de las candidatas en estas primarias. En el mensaje pedía que nos hicieramos eco de su campaña, #HiHaAlternativa. Nosotros no tardamos en contestarle diciendo que no tendríamos problema en dar difusión de sus propuestas siempre y cuando fueran por medio de una entrevista. Nos parecía una buena idea entrevistar a alguien que defiende “alternativas” dentro del PSC (un partido malherido actualmente), además que ella encontraría la oportunidad en un medio -como en muchos otros en los que habrá intentado tener presencia- de difundir su visión e ideas políticas.

A los pocos días de responder su mensaje directo, conseguimos el correo de su jefe de prensa. Tras contactar con él, parecía que la cosa fluía y sería fácil conseguir una entrevista con ella, aunque fuera vía correo electrónico. En la redacción, animados, decidimos preguntar en todas nuestras redes sociales “¿qué le preguntarías a Laia Bonet?”, recibiendo algunas buenas sugerencias e ¡incluso el retuit de la cuenta de Laia Bonet!

 

Una entrevista a Laia Bonet nos pareció una buena idea desde el principio a la redacción de Tribuna Interpretativa: joven y con un discurso claro y de “alternativa” para su partido

 

Pasaban los días y no llegaba la respuesta a nuestras preguntas. Al insistir a su jefe de prensa, nos comentó que mejor esperar al 8 de marzo, día de la formalización de las candidaturas. Esperamos y pasada esa fecha tampoco recibimos nada. Entonces nos comunicaron que lo mejor sería acercarnos a algún evento de campaña que contara con la presencia de Laia. No había problema: sugerimos que nos pasaran una relación de dichos eventos para acudir a alguno de ellos con la intención de, por fin, entrevistar a Laia Bonet. Sin recibir respuesta tampoco, llegó el día de las primarias y con él la derrota de Laia Bonet. De esta forma, sabíamos que parte de las preguntas que habíamos formulado se quedaban totalmente sin sentido y, además, dudábamos ya de la utilidad que tendría publicar ahora esta entrevista incluso aunque recibiéramos respuesta de su jefe de prensa -cosa que, por cierto, no ha sucedido-.

Reconozco que me siento un poco decepcionado. No por no haber conseguido entrevistar a Bonet, ya que no se puede decir que no se intentó. Más bien porque es difícil para Tribuna, que todavía lucha por conseguir más y más seguidores, que haya interacción en sus redes sociales y ese día conseguimos algunas sugerencias interesantes que, finalmente, no verán respuesta. Quizás en parte esta es la razón de este artículo. Explicar el porqué -algo típico en Tribuna Interpretativa- a una entrevista que intentamos y que no pudo ser. Seguiremos luchando por conseguir entrevistas del nivel de la que podría haber sido la de Laia Bonet, a la que invitamos un día a charlar con nosotros -¡ya pensaremos nuevas preguntas!-.

3 Respuestas

  1. anna dice:

    Creo que es una falta de respeto muy grande de esa política hacia los medios de comunicación. Da la sensación que se aprovechó de una plataforma seria como tribuna (que tiene sus lectores) para hacerse publicidad a la desesperada. Una actitud muy fea y reprobable, en mi opinión

  2. RBA dice:

    A’nimo y a seguir intenta’ndolo!

  3. Laura dice:

    Me ha encantado leer un artículo así, tan real como la vida misma!!

Responder a RBA Cancelar respuesta