Iniciar sesión

  • · Síguenos
28 de agosto de 2015

Ramón Mirabet: música con alma anglosajona

El cantante catalán Ramón Mirabet / Foto: Laura Saula

El cantante catalán Ramón Mirabet / Foto: Laura Saula

 

De cantar por las calles de París a ser participante del popular programa ‘Nouvelle Star’ de la televisión francesa. Este catalán afincado en Sitges se erige como una nueva promesa del panorama musical con su voz rasgada y su guitarra de melodías aterciopeladas.

 

Hijo de un trombonista y una asistenta social apasionada de la música anglosajona y del góspel, Ramón Mirabet (Barcelona, 1984) creció cantando a segunda voz temas de Joan Báez y otros míticos de la época de sus padres. Pese a que nació con la música en las venas, nunca llegó a estudiar este arte en un conservatorio. Sus mejores maestros vivían bajo el mismo techo y a los tres años ya tocaba el piano. “Todo lo que hago musicalmente es porque lo he sentido en casa”. ¿Sus referentes? Demasiados, y muy variados: Ray Charles, Sting, Nirvana, Frank Sinatra, Metallica… Aunque el género que se lleva la palma es el rock clásico. No es de extrañar, pues, que sienta un lazo muy fuerte con el idioma inglés, que es el único con el que se siente cómodo a la hora de cantar.

 

 

Tras una infancia musical muy marcada, Mirabet fue siguiendo la corriente de la vida y eligió una carrera sin demasiado interés, Administración y Dirección de Empresas. Fue justamente durante su último año de estudios, mientras hacía un Erasmus en París, cuando su vida dio un giro que lo cambiaría todo. Con el objetivo de ganar algún dinero y vivir nuevas experiencias, Mirabet cogió una guitarra y empezó a tocar solo por las calles parisinas.

Fue así como descubrió que su pasión y vocación era la música. La experiencia de cantar en la calle no sólo le llenaba mucho, sino que allí también empezó a aprender de verdad a tocar la guitarra. A partir de ese momento “todo fue una serie de casualidades, y una cosa me llevó a la otra”.

De empezar como un pasatiempo por las calles de París Mirabet acabó cogiendo su equipaje y recorrió las ciudades de media Europa con el único objetivo de vivir experiencias, conocer gente y sentirse libre.

Un día, unos amigos le dijeron que se presentase en el casting de un popular programa musical francés, Nouvelle Star. Mirabet decidió probar suerte sin saber que aquella decisión le cambiaría la vida. “Tras seis años tocando por las calles de Europa, de un día para otro me encontré saliendo en todos los medios de comunicación de Francia”.

 

 

Pese a que la calidad musical del programa era notable, Mirabet descubrió que eso no era lo que quería hacer. “Me sentía perdido, me tuve que conocer de nuevo”. Al final, la estancia en el programa la valoró como algo muy positivo, porque le empujó a dar un paso adelante y reivindicar cuál era su auténtica música. Y nada mejor para reivindicar un estilo musical que sacar un primer disco. Este es el origen de HappyDays (Warner Music Spain, 2013), un disco en el que Mirabet habla de diferentes planteamientos de vida y de muerte, como la canción ‘Carpe Diem’. “Me gusta darle sentido a la vida, sentirme alegre”.

Ya ha pasado un año desde que sacó el disco y la gira se está acabando, pero su valoración no puede ser más positiva. Sólo cuenta con una barrera a la hora de promocionarse: el idioma. “Al no cantar en catalán o castellano, es más difícil que me pongan en la radio”. “Además”, comenta, “cantando en inglés tengo competencia a nivel mundial”. Pese a todo, su energía joven y arrolladora y su espíritu aventurero le hacen seguir adelante, en cuyos horizontes se intuyen nuevos discos y un futuro prometedor que sólo ha hecho que empezar. Mucha suerte Ramón.

 

Deja un comentario