Iniciar sesión

  • · Síguenos
11 de junio de 2016

Nicholas & Atienza: “El objetivo es que la mujer resalte más aún con un vestido”

Paloma Ausín
Eva y Nicholas durante una presentación / Foto: Archivo

Eva y Nicholas durante una presentación / Foto: Archivo

 

Nicholas Phillipe Maire nació en Suiza. A los 13 años comenzó a estudiar danza clásica con el sueño de llegar alto en el mundo de la danza profesional, y lo consiguió. Estudió en la Escuela de Danza de Neuchatel, la Royal Ballet School, en Londres, Escuela Nacional de Danza de Berlín. Se licenció en Literatura Alemana, Historia de la Danza e Historia del Arte en Universidades de Oxford y Cambridge. Consiguió ser laureado con tres premios tras presentarse en el Grand Prix de Lusanne, Concurso Internacional para jóvenes talentos. A los 17 años empezó a trabajar en la Ópera Nacional de Dresden. Posteriormente en la Compañía Nacional de Westfalia, hasta que en 1995 ingresó en la Compañía Nacional de Danza dirigida por Nacho Duato, donde permanecerá 5 años como Primer Bailarín y con la que viajó por todo el mundo.

En 2001, a la edad de 26 años y tras una larga trayectoria como bailarín, decidió comenzar  una nueva etapa en solitario. Empezó a dar clases de danza en Japón, en la escuela Architanz, dónde  continúo su trabajo como docente en los seminarios puntuales. En 2007 comenzó a formarse en otra de sus pasiones, el patronaje y la costura. Tras terminar su ciclo formativo en la Escuela Vélez-Per, realizó sus prácticas en el taller del diseñador español Juanjo Oliva. Pero es en 2011, cuando abre su pequeño Atelier de costura en Madrid NICHOLAS & ATIENZA, junto a su socia Eva Atienza, vinculada al mundo del Diseño y la Arquitectura.

Eva Atienza es Técnico y Arquitecta de Interiores, lleva ejerciendo con pasión su trabajo desde hace más de 15 años, labor que compagina con la Moda. Su actuación profesional siempre ha estado basada en el aprendizaje de experimentar visualmente por el mundo las más relevantes obras arquitectónicas del siglo XX, de igual forma lo aplica en esencia al mundo de la Moda. Gracias a esta fusión de talento, los  diseños Nicholas & Atienza destacan por su originalidad, armonía, belleza y gran calidad propias de la alta costura.

Nicholas & Atienza es una firma muy joven, pero muy reconocida en el sector de la moda. Sus fundadores han demostrado que con ilusión, humildad y talento se puede llegar lejos. Además, en breve, tendrán ‘otro miembro’ en el equipo creativo. Eva pronto será madre y Nicholas no ve el momento de convertirse en tío. Ambos son grandes trabajadores, y a pesar de sus pequeños éxitos, se les puede encontrar dedicados a sus clientas en su Atelier entre telas, patrones, alfiles y vestidos.

En el desfile de Nicholas & Atienza en la pasarela Seagram´s Gin MFSHOW estuvieron Nerea Rodriguez y Rubén Padilla, bloggers de Sublime Pebbles Vintage. Un blog Street Style en el que nos muestran su forma de ver el mundo, junto con su pasión por el arte, el estilismo urbano, lo vintage, la fotografía, la moda y la arquitectura, como no podía ser de otro modo.

 

Moda y Arquitectura, dos mundos cada vez más unidos, pero ¿Cómo se produce ese encuentro de talentos entre Eva y Nicholas?

EVA: Nos conocimos hace unos 3 años. Yo me iba a casar, y buscaba un diseño alternativo, a lo que ya existía en el mercado, para mi vestido de novia. En cuanto conocí a Nicholas congeniamos. De hecho, las flores, invitaciones, todos los detalles de la boda lo hice con jóvenes emprendedores. El trabajo es más cuidado, la calidad y la perfección de los acabados no se encuentra en las grandes marcas. Es lo que me llamó la atención de Nicholas, esa forma de hacer las cosas de otra manera, distintas, más bonitas, más al detalle.

Y fue así como nació Nicholas & Atienza. La filosofía y el secreto, de la empresa, es hacer los vestidos personalizados a cada clienta. Según sus gustos, su cuerpo, sus tonos de piel. Nos gusta hacer los vestidos de cada mujer. Sobre todo que todas ellas experimenten lo mismo que yo con mi vestido de novia. Es decir, queremos que cada una de nuestras clientas cuando se pongan un vestido de Nicholas & Atienza, no reciban exagerados halagos por el vestido en sí. Si no que simplemente, el vestido sea parte de ella, que las personas de su entorno, la familia, les digan “estás preciosa, eres muy tú”.

NICHOLAS: Ese es el mejor cumplido que me pueden hacer, que cada mujer resalte aún más gracias al vestido. Es decir que el vestido es parte de la mujer y no al revés. Yo no quiero que el vestido diga “es de Nicholas”, no necesito esa vanidad. En cada creación me propongo captar la esencia personal y física de cada una de las clientas. Y conseguirlo es mi objetivo. Nos gusta que nuestras clientas se sientan únicas cuando salen de la tienda. Ofrecemos a las clientas el mismo privilegio que vivió Eva, es decir, ser partícipe de todo el proceso de creación de su propio vestido. Gracias a todo ese trabajo en común y el proceso de creatividad, nace una amistad con todas nuestras clientas. Un ejemplo de esto fue Eva. Después de vernos cada semana, durante tres meses, la clienta pasó a ser una amiga y socia.

Eva viene de trabajar muchos años en el sector de la construcción, un mundo de hombres, en el que para una mujer cada día es una pequeña lucha y un privilegio. En mi caso, vengo del mundo de la disciplina, el trabajo duro, pero lleno de música, de danza, baile, teatro y mucha felicidad. Para nosotros este proyecto es nuestra pasión. Y la ilusión y el trabajo que pusimos desde el primer momento de conocernos, nos ha unido.

 

“Tenemos muy presente que cada día hay que tener los pies en la tierra. No hay que dejar de ser humildes. Y eso lo enseña el trabajo”

 

Con lo joven que es la marca Nicholas & Atienza y ya habéis vestido a Eva Hache en los Goya 2013 y a Cristina Castaño y Saida Benzal en los Goya 2014. ¿Cómo se llega a vestir a las grandes de la alfombra roja?

E: Cierto, cómo hemos llegado a conseguir esto, increíble, pero preguntando a todo el mundo, y por casualidades de la vida. En 2012 colaboramos en un desfile con una firma de referencia en joyería y corpiños. Allí conocimos a los chicos que llevaban la comunicación, Manu Garrido y Víctor Domene de TDI Comunicación, que en aquel momento estaban emprendiendo como nosotros. Ambos son unos chicos muy trabajadores. Fuimos a su showroom, nos hicimos amigos y poco a poco fueron contando con nosotros. Fue con ellos con quienes se puso en contacto la Academia del Cine, para hacer el showroom de la alfombra roja de los Goya 2013. Mar Bardavio, la estilista de ese año, pidió a TDI algunos diseños y ellos presentaron algunos nuestros.

N: Tuvimos la suerte de que se enamoraron del primer vestido que lució Eva Hache en la Gala de 2013. ¡Qué ilusión nos hizo! Eva Hache vino a la tienda en persona, para probarse el vestido, ya que quería promocionar moda española, en una gala de cine español y lanzar a diseñadores jóvenes que estaban empezando en nuestro país. Le conté nuestra historia, el por qué vendí mi casa, para luchar por esta aventura del diseño, y que me había pasado año y medio cosiendo estos vestidos. En ese momento, nos dijo que por todo ese esfuerzo Nicholas & Atienza merecía estar en la Gala.

En un principio, su vestido iba a ser el último, el que iba a lucir para clausurar los Goya 2013. Pero días después, estábamos en el metro, cuando nos llamaron por teléfono y nos dijeron que nuestro vestido era el elegido para ser el primero con el que Eva Hache abriría la Gala. Recibimos la noticia entre risas y lágrimas, fue un momento emocionante. Ese año los Goya fueron líderes de audiencia con casi 4 millones de espectadores viendo ese vestido. Para nosotros fue todo un reconocimiento por el esfuerzo de un año y medio de trabajo. Agradecemos mucho que se hayan vuelto a interesar por nosotros este año, vestir a Cristina Castaño y a Saida Benzal en los Goya 2014 ha sido todo un privilegio, son unas chicas maravillosas y unas estupendas actrices con un gran futuro.

 

Y de participar en los Goya, a ganar el concurso Seagram´s Gin Runway en Madrid Fashion Show. ¿Cuánto esfuerzo hay detrás de todo esto?

E: Pedro Mansilla, crítico de moda, nos dio la pista y nos presentó a Blanca Zurita, miembro del equipo directivo de esta iniciativa. Fue en el Seagram´s Gin MFSHOW de 2013 donde presentamos nuestra primera colección, junto con otros grandes jóvenes diseñadores. Para nosotros fue una gran experiencia, de la cual aprendimos mucho y de la que conocimos a personas muy creativas e interesantes.

Las alfombras rojas es un marketing necesario, pero es por y para nuestras clientes el motivo de todo nuestro trabajo. La propuesta  de este año está basada en la feminidad y delicadeza existentes en dos conceptos, totalmente opuestos, pero con muchas cosas en común: Arquitectura y Naturaleza.

N: Este verano he ido a Suiza a pasar un mes con mis padres, para reconciliarme con mi país, tras estar 23 años fuera, entre alguna visita esporádica. Tenemos una casa familiar en la montaña y al bajar con el Telesquí, vi el glaciar de Mont Fort en pleno verano, con esa mezcla del blanco y el negro. Ese momento me inspiró, pero fui más allá. Tras esquiar con mi padre, volver la cabeza atrás y ver las curvas que se dejan al bajar la montaña, con la nieve virgen, fue la causa por la cual se decidió que la colección de este año sea curvilínea. Es un pequeño homenaje a Suiza, y la nieve, de la cual me considero un apasionado. Y los pequeños toques de rojo, es un color que me encanta por representar la sangre caliente latina y ser el color de la bandera de Suiza, como un homenaje a mi país. Además, al mezclar la arquitectura con la alta sastrería, y al ver el trabajo de la arquitecta anglo-iraní Zaha Hadid en Abu Dhabi, me di cuenta que las curvas que ella utilizaba en sus obras eran iguales que las de los vestidos.

De momento, presentamos una colección al año. Por un lado, para ser exclusivos, y por otro, para poder dedicarnos a hacer costura a medida, es decir, dedicarnos a nuestras clientas. Ellas son las que nos tienen que reconocer y son las que realmente más nos promocionan, sin quererlo ni pretenderlo. Por tanto nosotros las tenemos un especial cariño a todas ellas.

Como anécdota os desvelamos que justo antes de abrir, tuvimos la suerte de que a Tania Llasera le gustaran nuestros diseños. Habló de nosotros con tanto cariño que al final, el vestido elegido junto con ella, salió en Telva. ¡Nos hizo mucha ilusión!. Tenemos muy presente que cada día hay que tener los pies en la tierra. No hay que dejar de ser humildes. Y eso lo enseña el trabajo.

 

“Este verano al ver la mezcla de colores del glaciar de Mont Fort y ver las curvas que se dejan al bajar la montaña, tras esquiar con la nieve virgen, es la causa por la cual la colección de este año sea curvilínea”

 

En esta situación tan difícil, por la que está pasando el sector, ¿cuál sería vuestro deseo?

E: Ahora nos gustaría encontrar patrocinadores. Grandes o pequeños, estamos abiertos a todo. En cada colección se invierten entre unos 12.000 o 15.000 euros. Nos gustaría estar presentes en horizontes como Rusia, India, China, Dubai, Pakistan, Omán, Perú, Japón, entre otros mercados.

N: Para este año, poder conseguir patrocinadores. Para participar en los desfiles es necesario un desembolso económico. Mientras conseguimos esto, esperamos seguir atendiendo a las clientas, continuar con nuestro trabajo y compartirlo.

 

Etiquetas:

Deja un comentario